ACC México  (13 de Noviembre 2018).- Reportan un grupo de cuatro familias desplazadas de San Gregorio las Casas, municipio de Huixtán, Chiapas, quienes han denunciado la falta de atención y respuesta del Gobierno del Estado de Chiapas y del Ayuntamiento de Huixtán, de donde fueron desplazados en años anteriores por motivos religiosos ya que profesan una religión diferente a la de la mayoría de la comunidad.

Los afectados comentan: Desde el mes de octubre de 2017, el Gobierno del Estado de Chiapas dejó de otorgar la asistencia humanitaria y así mismo dejó de pagar la renta y los servicios de la casa en que hemos estado viviendo, afectando y engañando también a terceras personas como son los propietarios; a pesar de haber solicitado por diversos medios que se regularice la asistencia humanitaria y el pago de la renta, solo hemos recibido promesas como respuesta por lo que el propietario nos ha pedido que le entreguemos la casa. Nos acompañan en estos momentos los representantes de los grupos de desplazados de Lázaro Cárdenas Chilil, municipio de Huixtán y de San José Yashtinin, municipio de San Cristóbal de las Casas, quienes también están sufriendo de los incumplimientos de parte del gobierno, quien nos engañó firmando minutas que no han querido cumplir.

IMG_20181112_233839.jpg

En el sexenio del reciente gobernador Manuel Velazco Coello, algunos de los casos de intolerancia religiosa han sido maquillados como pleitos familiares o malos entendidos entre los afectados. Al final, como mencionan los desplazados por estos hechos: La complicidad en el Gobierno ha rebasado los límites humanitarios, aquí estamos y no pueden esconder la problemática; existen muchos casos en el estado de Chiapas con el mismo problema como el nuestro, falta de garantías en la diversidad de cultos religiosos, desplazados, afectados que les fueron destruidas sus viviendas, les han quitado todos sus terrenos de cultivo, les han robado sus cosechas, les han cortado los servicios de agua, de luz, les han quitado los beneficios de programas de gobierno, no les permiten acudir a la clínica de salud,  algunos niños no les permiten llegar a la escuela; en nuestros grupos hay personas de la tercera edad, niños, personas con enfermedades que requieren atención especial.

Las familias siguen en espera de una respuesta oficial del actual Gobierno de Chiapas. Las exigencias de los afectados van encaminadas a que regresen a sus respectivas comunidades y se respeten sus derechos.

 

Con información de Agencias y de Mision 21 Gramos
*Foto de portada ilustración/M21gramos

%d bloggers like this: