¿Te gustan las historias?, la pregunta pertinente tal vez sería…¡¿A quién no le gustan las historias?!.
Es delicioso escuchar una anécdota, leer un cuento, escuchar un chiste, en fin, tooodas esas son historias y en la radio es una herramienta preciosa para estimular la imaginación, entretener y presentar un mensaje. Estamos hablando, desde la entrada anterior, sobre el género dramático en radio.
En este medio que denominamos “el medio ciego”, corresponde a “el guionista” el trabajo de crear los textos dramáticos que se convertirán en los miniradioteatros, sociodramas, radionovelas, etc, que vimos ya en el post anterior. A continuación señalo algunos puntos que podrían ayudar a los nuevos guionistas a manejar o iniciarse en este género.
La chispa
Es necesaria la chispa o la inspiración para redactar un texto dramático. El guionista debe ser una persona que guste de escribir y contar historias, pero sobre todo de leer. Una persona que tiene en su andar la lectura de novelas y cuentos, probablemente desarrolle una mayor facilidad creativa para presentar historias. Además de las lecturas, las experiencias, las anécdotas y cuentos leídos o escuchados, nos ayudan también a desarrollar la inspiración.
Algunos críticos del género dramático ponen un énfasis especial en el hecho de que una obra de esta categoría debe llamar la atención con sus historia y por su contenido, es decir, no convertirse en un instructivo o manual de consejos. No sé si me explico, algunas veces queremos que de inicio a fin nuestros personajes den consejos y reflexionen todo el tiempo…no es así, lo que tenemos que presentar es “un problema”.
El arco dramático
Hay tres momentos en la tensión dramática: La presentación, el enredo y el desenlace. Desde primaria, en la clase de español, los maestros nos enseñan que un cuento se compone de “introducción, nudo y desenlace”, pues es lo mismo, sin embargo la recomendación es que en la parte del enredo (nudo) el personaje se someta a tres líos y no a dos ni a cuatro. ¿Por qué? eso le imprime mayor tensión a la historia, sobre todo si hablamos de una radionovela, por ejemplo.
En la presentación del conflicto se trata de introducir lo más rápido posible el “pleito o conflicto” al que se somete el personaje principal. Hay que tomar en cuenta que deben quedar claros los papeles de “protagonista” y “antagonista”, es sencillo: el protagonista nos agrada, nos identificamos o simpatizamos con él, mientras que el antagonista desde un inicio nos desagrada (nos cae mal o nos cae gordo, como decimos en México), ¿recuerda usted el cuento de la Cenicienta?, ¿qué opina de la madrastra?, a eso me refiero.
En el enredo del conflicto, es donde complicamos las cosas, el personaje se enfrenta a una serie de problemas, insisto que pueden ser tres para narraciones cortas, tres líos a los que el personaje se enfrenta, suelen funcionar muy bien. En algunas ocasiones puede funcionar la estrategia de revelar a la audiencia un secreto clave que los personajes no saben, o a la inversa, que la historia guarde un secreto que sólo los personajes saben y que es revelado al final.
Por último la conclusión o desenlace que es la resolución de toda la historia. El final tiene que construirse, es decir, no podemos sacarnos de la manga la solución al problema sino que esta es consecuencia de todo un recorrido a través de la trama.
Por último, me gustaría agregar que la historia debe mantener atrapado al radioescucha por sí misma, y es el arco dramático el que logra esto. Una buena historia te atrapa desde el inicio y no te suelta hasta que conoces el desenlace. Para cerrar les comparto un diagrama que presenta el “Manual urgente para radialistas” que esquematiza la introducción en un punto alto de tensión, después baja hasta llegar a los enredos (tres) y finalmente el desenlace. Los picos altos son los que nos muestran un mayor nivel de tensión y los bajos los más relajados o flojos. Saludos.
Del autor
Edgar Torres Velázquez es licenciado en Periodismo, conductor de noticias en radio y televisión, productor y guionista de radio, redactor web, catedrático en las carreras de Comunicación, Periodismo, Mercadotecnia, Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de Colima. Es director de Comunicación y Relaciones Públicas en el Centro Cristiano Nueva Visión A.C. (www.centrocristianonuevavision.org) en Colima, México.
%d bloggers like this: